Según la revisión de Cochrane, el apoyo de una doula demostró ser de gran beneficio durante el parto. El “review” demuestra en la data recopilada de unos 22 estudios que tener apoyo continuo. woman pointing book

  • Disminuye el uso de pitocina en un 31%
  • Disminuye el riesgo de una cesárea en un 28%
  • Aumenta las probabilidades de parto vaginal espontaneo en un 12%
  • Disminuye el uso de medicamentos para el dolor en un 9%
  • Disminuye el riesgo de un recién nacido en cuidado especial en un 14%
  • Disminuye la falta de satisfacción con la experiencia de parto en un 34%

     Entre las razones principales citadas en diversos artículos y fuentes, sobre esta marcada mejora en la experiencia de parto, se teoriza que la presencia de la doula ayuda a mejorar el ambiente de parto en general. Debido a que la doula tiene como único enfoque, a la mujer en parto, sirve de amortiguador para las intervenciones de rutina y los protocolos hospitalarios. Devuelve al parto su humanidad.

     Otra razón comúnmente citada es que las técnicas de manejo de dolor ofrecidas por las doulas, son efectivas. Aún luego de recibir cursos de preparación para el parto, muchas familias han encontrado en la doula un recordatorio ambulante y cálido de las estrategias para manejar las incomodidades del parto de manera efectiva. La doula le recuerda como respirar, como relajarse, como moverse y como mantener un buen ritmo. Debido a su preparación y experiencia, la doula sabe reconocer el lenguaje silente de las madres sobre lo que funciona para el manejo de su dolor en cada etapa del parto. Ellas saben el cómo, cuándo, dónde y el por qué, y están cargadas de diversas herramientas para apoderar a la madre en su proceso, aumentar su autoestima y su satisfacción personal, sin importar el resultado final en la experiencia.


Recomendaciones:


 

Doula: Basado en la evidencia
Tagged on:                 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *